Bookkake

Agujero Negro de Charles Burns, un compilatorio de comics recomendado por www.miss-mostaza.blogspot.com, toma lugar en la Seattle de los años 70´s. La historia se centra en un grupo de adolecentes y sus experiencias con las clases, sus padres, sexo, drogas, etc… hasta allí como cualquier otra historia de coming-of-age. La diferencia está en que Burns añade un bizarro elemento al universo de estos personajes y es, una extraña plaga o enfermedad de trasmición sexual que causa mutaciones en sus portadores, algunas leves que se pueden esconder y otras grotescas deformaciones. De esta forma Burns nos presenta personajes memorables como Eliza, la chica con cola o Rob el chico con una segunda boca bajo su cuello.
La analogia está claramente dirigida a la alienación que pueden llegar a sentir muchos durante esta epoca, los stigmas sociales y las clicas. Algunos de los persones terminan refugiandose en el bosque aislandose de la sociedad. Las oscuras ilustraciones de los comics no hacen más que enfatizar esta idea, generando paisajes que rayan en el surrealismo. Es dificil conocer a alguien que en esa época no haya querido literalmente cambiar de piel.

Agujero Negro de Charles Burns, un compilatorio de comics recomendado por www.miss-mostaza.blogspot.com, toma lugar en la Seattle de los años 70´s. La historia se centra en un grupo de adolecentes y sus experiencias con las clases, sus padres, sexo, drogas, etc… hasta allí como cualquier otra historia de coming-of-age. La diferencia está en que Burns añade un bizarro elemento al universo de estos personajes y es, una extraña plaga o enfermedad de trasmición sexual que causa mutaciones en sus portadores, algunas leves que se pueden esconder y otras grotescas deformaciones. De esta forma Burns nos presenta personajes memorables como Eliza, la chica con cola o Rob el chico con una segunda boca bajo su cuello.

La analogia está claramente dirigida a la alienación que pueden llegar a sentir muchos durante esta epoca, los stigmas sociales y las clicas. Algunos de los persones terminan refugiandose en el bosque aislandose de la sociedad. Las oscuras ilustraciones de los comics no hacen más que enfatizar esta idea, generando paisajes que rayan en el surrealismo. Es dificil conocer a alguien que en esa época no haya querido literalmente cambiar de piel.

  1. alvarex reblogged this from bookkake
  2. bookkake posted this